HOMEPAGE

Conocer Chequia
 
Información sobre la Rep.Checa
 
Historia

 

Los Habsburgo y el gobierno de Rodolfo II

 

En la inquieta mitad del siglo XVI, cuando Europa se enfrentaba por un lado con el problema de la Reforma y por otro con la marea turca, los estados checos eligieron a un nuevo soberano. De una serie de posibles candidatos, se prefirió a un miembro del poderoso linaje de los Habsburgo: Fernando I (1526 - 1564). Antes de sentarse en el trono, tuvo que firmar una capitulación en la cual se comprometía a respetar las prerrogativas de los estados. De esta forma los reinos checos se convirtieron, para 400 años, en una parte de un gran imperio multinacional compuesto entre otras unidades políticas por ejemplo por el Archiducado de Austria o por el Reino de Hungría. Con una sola excepción que no duró mucho, y estamos hablando precisamente de Rodolfo II, los Austrias trasladaron la corte real de forma permanente de Praga a Viena.

 
 

Los Habsburgo, defensores de la fe católica, dedicaron gran parte de su atención y recursos a las guerras de religión contra los protestantes . Paralelamente al desarrollo de las hostilidades en el imperio, los estados checos se levantaron contra Fernando I en los años 1546 - 1547. La rebelión se quedó, sin embargo, sin el apoyo de los países colindantes, y, después de derrotar a su principal aliado, el duque de Sajonia, el destino de los rebeldes estaba decidido. Las más castigadas fueron las ciudades de realengo.

Las guerras de religión no terminaron ni con motivo de la victoria católica. La paz de Augsburgo del año 1555, con la introducción del principio "cuis regio, eius religio" ("de quien el poder, su religión") legalizaba realmente la confesión protestante. La religión dependía de la fe del soberano, estando legalmente sus súbditos obligados a seguirle en ella. La paz significaba en realidad una derrota para los Ausburgo, que tanto habían luchado por un imperio católico.

En el año 1556, Carlos V abdicó, convirtiéndose en emperador Fernando I. En el reino de Bohemia, la paz de Augsburgo no tenía validez. Aparte de las iglesias católica y husita, que eran legales, tal y como lo establecía la "kompaktata", convivían en el país también ilegalmente los luteranos y los hermanos checos. Pero la Iglesia católica no podía resignarse a perder su influencia en Europa. En el Concilio de Trento proclamó como objetivo la recatolización y la renovación de sus posiciones anteriores.

En el año 1561, por primera vez desde el tiempo de los husitas volvió a ocuparse la cancillería del arzobispado de Praga; Brus z Mohelnice fue el arzobispo elegido. Los luteranos checos, los husitas y los hermanos checos acordaron una declaración acerca de la fe y el credo de cada cual: la así llamada Confesión checa . Este documento debería garantizar la libertad religiosa y la independencia administrativa de cada iglesia no católica. En el año 1575, se la presentaron a Maximiliano II (1564 - 1576). El soberano, justo en el momento en que necesitaba de las cortes territoriales la aprobación de un nuevo impuesto y por otra parte buscaba el reconocimiento del derecho de sucesión al trono de Bohemia de su hijo, Rodolfo II, no tenía mucha capacidad de maniobra. Y aun así, la Confesión checa la ratificó sólo oralmente, no llegando nunca a firmarla.

El emperador Rodolfo II,  (1576 - 1611) con el traslado de la corte de Viena a Praga le devolvió a la capital checa su esplendor anterior. Bohemia se convirtió otra vez en centro del imperio. Rodolfo II se hizo famoso como mecenas, coleccionista, amante de la astronomía, la alquimia y la astrología , aunque también como hombre estrafalario y un poco desequilibrado, que alternaba los ataques de furia con sobrecogimientos melancólicos. El imperio de Rodolfo estaba amenazado por los turcos. Los dirigentes húngaros se aprovecharon de esta situación, aliándose con ellos y contra los Habsburgo. A raíz de una derrota temporal de los últimos, los húngaros exigieron la libertad religiosa con la firma del Acuerdo de Viena. De todas formas, a pesar de haber sido vencido, Rodolfo II se negó a firmarlo y a reconocerlo.

Finalmente intervino el hermano del emperador, Matías. Rodolfo, que estaba enfermo, no había dejado de sospechar de que su hermano lo quería desposeer del trono, sospechas que salieron ciertas. A causa de la ingerencia y no reconocimiento del Acuerdo de Viena, Rodolfo puso contra sí tanto a su hermano Matías, como a los estados húngaros y moravos. Todos ellos se sublevaron contra Rodolfo en 1608. La representación de los estados checos, sin embargo, no se unió al levantamiento, así que Matías tuvo que negociar con su hermano. Rodolfo II fue obligado a reconocer la Paz de Viena y a dejar el trono a Matías en Hungría, Moravia y en las tierras austriacas. Le quedaba Bohemia,  la Alta y la Baja Lusacia y Silesia. Los estados checos no dejaron de aprovehar la ocasión de debilidad del soberano, amenazando con el estallido de una sublevación.

Rodolfo II, finalmente prefirió, el 9 de julio de 1609 proclamar el famoso documento conocido como Carta de Majestad. En ella establecía que nadie podía ser obligado a aceptar la fe católica ni ninguna otra. Confirmó la Confesión checa del año 1575, que afectaba tanto a la nobleza, las ciudades de realengo o los subditos; en otras palabras, garantizaba la libertad religiosa independientemente de la posición social del individuo. Se eligió a treinta protectores de la fe, diez de cada estado: nobles, caballeros, burgueses. Pero siempre con la espina clavada de su odiado hermano, Rodolfo se empecinó en cerrarle el camino a la sucesión de sus reinos. Aprovechando la ayuda del obispo de Passau, que era su pariente, intentó darle un giro a la situación y permitió la entrada del ejército bátavo a Bohemia. Con ello, como era de esperar, provocó sólo disensiones y disturbios. Tuvo que abandonar el trono checo, en el que se sentó Matías en el periodo desde 1611 a 1619.

 
Autor:
 
Añadido: 17.12.2009
 
 
 

Artículos relacionados

 
Historia
 
 

El movimiento husita y el legado de...

Una gran depresión económica afectó a las tierras checas en el reinado de Wenceslao IV, hijo de uno de...

 
 
Geografía
 
 

Misiones extranjeras del Ejército de...

Después de convertirse en miembro de la Organización del Tratado Atlántico Norte y de la Unión Europea...

 
 
Historia
 
 

Siguiendo las huellas de la UNESCO...

Dentro del viaje para conocer los monumentos de la UNESCO es indispensable enseñar también las ciudades...

 
 
Historia
 
 

Baja Edad Media y comienzo de la Edad...

Al inicio del siglo XV, los países checos registraron una decadencia económica. Al contrario en el siglo...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…