HOMEPAGE

Turismo
 
¿A dónde ir, qué visitar?
 

 

Centros de esquí y de deportes de invierno

 
photo:  ()
 

La República Checa está rodeada de montañas y los partidarios del deporte blanco pueden disfrutar de buenas condiciones de nieve en el país generalmente durante varios meses. Pueden aprovechar cientos de kilómetros de pistas para esquí de fondo, pendientes para esquí alpino de diferentes niveles de exigencia, campos para deportes de invierno, pistas de trineo y de bobsleigh. La mayoría de los centros de deportes de invierno de la República Checa se encuentran en parques nacionales o regiones protegidas.

 
 

En los centros de esquí el visitante siempre encontrará talleres de reparación de esquís, al igual que acojedoras tabernas de montaña o restaurantes. En las montañas checas también hay lugar para los que apenas están comenzando con los deportes de invierno. En las tiendas de alquiler encontrarán gran variedad de equipo de esquí y en las escuelas de esquí hay instructores experienciados que saben enseñar a esquiar a todos.

En Krkonoše gozarán los esquiadores exigentes y los snowbordistas

Krkonoše (los Montes Gigantes) son la sierra más alta de la República Checa. Y es aquí donde el visitante puede encontrar los centros de deportes de invierno más conocidos, como son Pec pod Sněžkou, Černá hora - Janské Lázně, Špindlerův Mlýn, Harrachov y Rokytnice nad Jizerou. Gracias a sus excelentes condiciones, los Montes Gigantes atraen también a los esquiadores exigentes y a los prácticantes de el snowboard.

Con la unión de las instalaciones de Pec pod Sněžkou , Černá hora - Janské Lázně, Velká Úpa y Malá Úpa surgieron las grandes instalaciones de Skiarena Krkonoše. La Skiarena es considerada una de las regiones de esquí más grandes del país, donde se puede utilizar un solo pase de esquí. A la disposición de los esquiadores hay 4 teleféricos, 28 remolques para esquiadores y 26,6 kilómetros de pistas de esquí alpino. Durante la temporada de invierno hay líneas regulares de "skibus" entre los centros. El balneario de Janské Lázně, aparte del esquí alpino y del snowbording, ofrece a los esquiadores un descanso fabuloso en forma de tratamientos de fitness, salud y de belleza, en alguna de las casas balnearias locales.

Las instalaciones de esquí de Špindlerův Mlýn ofrecen 26 kilómetros de pistas de esquí alpino y más de 100 kilómetros de pistas de esquí de fondo. Desde 2006 hay teleféricos nuevos en Hromovka y Labská que ofrecen un servicio más rápido, tienen más alcance y un sistema de despacho más moderno.

El centro de esquí Harrachov, con varias pistas de esquí alpino y de fondo, es bien conocido por los aficionados al salto en esquí. Hay ocho rampas en las que han batido varios récords mundiales y las copas mundiales celebradas aquí regularmente son concurridas por saltadores de punta. La historia de la ciudad de Harrachov está también estrechamente ligada a la fabricación de cristal. La cristalería local cuenta con un museo en el cual se puede apreciar por ejemplo la fábrica de cristal cortado más antigua del mundo.

La ciudad de Rokytnice nad Jizerou , parte de esta región (llamada la región del esquí), atrae a los esquiadores alpinos con una gran variedad de cuestas de diferentes niveles de dificultad, convenientes tanto para principiantes como para esquiadores experimentados, y ofrece servicios de gran calidad. Los visitantes de la región del esquí pueden usar los servicios de los skibuses que en temporada alta son gratis.

Los práctiantes del snowboard disfrutarán del snowpark Svatý Petr , que ofrece varios saltos, una pista de cross y un espacio para el esquí acrobático. En Svatý Petr se celebran las competencias de la copa checa y competencias internacionales. En el snow park de Horní Mísečky pueden medir sus fuerzas tanto esquiadores experimentados como principiantes. También hay snow parks en las ciudades de Pec pod Sněžkou y de Harrachov.

Los centros de invierno de los Montes Gigantes ofrecen los servicios de varios talleres de reparación de esquís, tiendas de alquiler de los mismos, accesorios y escuelas de esquí. El que quiere vivir una aventura de adrenalina seguramente querrá probar el vuelo en paracaídas para dos con un instructor profesional. Esta atracción se practica en Špindlerův Mlýn, Medvědín y Harrachov.

Un excelente pasatiempo tanto para esquiadores como para no esquiadores son las pistas de trineo . Las ciudades de Černá hora y Janské Lázně están conectadas con 3,5 kilómetros del llamado Camino de las Campanillas, donde ya hace cien años se andaba en trineo. En el albergue de Špindler en la cima del Malý Šišák empieza una pista de trineo de de cuatro kilómetros que termina hasta en Dívčí Lávky cerca del Elba Blanco. ¿ Le gustó el zumbido del viento en sus oidos durante la bajada rápida? Pruebe la pista de bobsleigh en Špindlerův Mlýn o en Harrachov. También es divertido el paseo en una moto de nieve o en una cuatrimoto, o el snowtubing, un paseo en lancha de goma especial por un canal de hielo, lleno de adrenalina.

Si hace buen tiempo los visitantes de los Montes Gigantes pueden subir en teleférico desde Pec pod Sněžkou hasta el Sněžka, la montaña más alta de la República Checa. La vista de los lados polaco y checo de los Montes Gigantes y una excursión en esquís de fondo por sus cimas prometen vivencias inolvidables.

Pistas de esquí de fondo del país - cientos de kilómetros

La República Checa es una potencia en rutas de esquí de fondo de larga distancia, que a menudo llevan por las cimas de las montañas. Todas las pistas están perfectamente señalizadas y regularmente se les da mantenimiento. La Vía de esquí de fondo de los Montes Gigantes o Krkonoše es considerada única de su tipo en Europa. Tiene más 520 kilómetros de pistas mantenidas y de este número, 69 kilómetros son pistas de carreras homologadas.

Un destino popular para los esquiadores de fondo son los montes de Jizerské que tienen unos 130 kilómetros de pistas mantenidas. La Vía Jizerská tiene mucha fama.

El Pico de Ještěd con su transmisor de televisión de una arquitectura única se yergue sobre la ciudad de Liberec, en Bohemia del norte. La calidad de las condiciones para el esquí de esta zona la comprueba el hecho de que en el año 2009 se celebrará aquí la Copa mundial de esquí clásico. Además, el centro de ocio Babylon de Liberec ofrece otras posibilidades de diversión: un parque acuático, juego de bolos o el laser game.

La ciudad de Nové Město na Moravě en la región de los montes de Žďárské vrchy se hizo famosa sobre todo por la carrera de Zlatá lyže (El esquí de oro), que forma parte de la copa del mundo en las disciplinas de esquí de fondo.

Una combinación única de deportes de invierno y de relajamiento en balnearios

Esta combinación la puede disfrutar en varios lugares de la República Checa. Bajo los Krušné hory (Montes Metálicos) se encuentra el famoso triángulo balneario de Bohemia occidental, formado por las tres ciudades balnearias más famosas de Bohemia: Karlovy Vary (Carlsbad), Mariánské Lázně y Františkovy Lázně . Aquí los esquiadores pueden darles un alivio a sus músculos fatigados con los tratamientos de salud y para mantenerse en forma ofrecidos por las casas balnearias locales.

El mayor centro de esquí de los Krušné hory es el "Skiareál" de Klínovec, a unos 120 kilómetros de Praga. Toda las pistas pueden tener nieve artificial lo cual hace posible esquiar aún cuando hay poca nieve natural. Los prácticantes del snowboard se darán una cita en el snowpark que ofrece una rampa en U, una rampa de salto grande y una de salto chico para niños y principiantes. Para los niños está el "Miniareál" con un remolque infantil gratis. La amplia oferta de este centro está complementada por dos escuelas de esquí, dos tiendas de alquiler de equipo y nueve tiendas de refrigerio y restaurantes.

Estando en Krušné hory hay que recordar los centros de Zadní Telnice y de Boží Dar, el pueblo más alto de Europa Central. Sus pistas de nivel de dificultad bajo o medio son convenientes especialmente a principiantes o familias con niños. Las pistas de esquí de fondo con casi 100 kilómetros llevarán a los esquiadores parcialmente también al territorio alemán. Para los snowboardistas está el snowpark, y para chicos y grandes está el snowtubing.

En el balneario de Jeseník fue donde fue creado el primer instituto de curación a base de agua del mundo. Entre los centros de esquí alpino más conocidos de los montes Jeseníky está el centro de Červenohorské sedlo, con 4 pistas, seguido por los centros de Klepáčov y Ramzová. Desde Červenohorské sedlo salen pistas de esquí de fondo hacia los dos costados del monte de Hrubý Jeseník. La ruta más popular es la del costado sur del monte Velký Klínovec, que pasa después por Švýcárna hasta la región del monte Praděd.

Vacaciones familiares en las montañas

Una naturaleza casi no tocada por la mano del hombre, centros de esquí pequeños, pistas de nivel de dificultad baja y mediano - esas son unas condiciones excelentes para las vacaciones de invierno de una familia con niños, y son las que ofrecen los centros de esquí en la Selva de Bohemia, Orlické hory y Beskydy.

En los centros de Zadov, Špičák y Kramolín de la Selva de Bohemia (Šumava) hay pistas de esquí alpino de dificultad baja y media. Las mejores posibilidades de esquiar en la parte checa de la Selva de Bohemia (Šumava) las ofrece el centro de Špičák. Los snowboardistas tienen un espacio reservado en Zadov, los esquiadores de fondo pueden escoger una de las pistas turísticas que tienen más de 150 kilómetros. Después de un día entero en las pistas, los esquiadores cansados pueden relajarse en el "aquaworld" o probar en el restaurante la especialidad local llamada "povidloně".

Los montes de Orlické hory invitan a sus centros de esquí en Deštné y Říčky. En Orlické hory hay aproximadamente 80 kilómetros de pistas de esquí de fondo señalizadas. Aquí es donde podemos ver un evento deportivo poco usual: la carrera de perros de tiro "Šediváčkův long", la más difícil de su tipo en Europa Central.

En los montes de Beskydy hay más de 100 kilómetros de pistas de esquí de fondo. Mencionemos la Vía Lysohorská, las pistas alrededor de Pustevny o las pistas de campo traviesa de los Těšínské Beskydy. Hay buenas condiciones para el esquí alpino en Pustevny o en el centro de esquí Bílá. En Pustevny anualmente se celebra la competencia de Pustevenské sněhovánky (Las Fiestas de nieve de Pustevny), un evento divertido que cada año atrae a espectadores chicos y grandes. Su buen humor no lo perderán ni los que visiten el Museo de Valaquia en la Naturaleza, donde cada año en febrero se celebra la cuaresma y se proclaman los resultados del concurso de La mejor longaniza de Valaquia.

 
Autor:
 
Añadido: 05.01.2010
 
 
 

Artículos relacionados

 
Tiempo libre
 
 

Los jardines y parques checos más...

En la República Checa pueden disfrutar todos los amantes de los jardines y parques naturales. En esta...

 
 
 
 

Molinos de agua

El tableteo de una rueda de molino se solía oír en el pasado con mucha frecuencia. Hoy en día, los...

 
 
Tiempo libre
 
 

Boheminium – Chequia en la palma de...

El recinto del parque turístico Boheminium en Mariánské Lázně con más de 40 miniaturas de construcciones...

 
 
Tiempo libre
 
 

Los jardines y parques checos más...

En la República Checa quedarán complacidos todos los aficionados a los jardines arreglados y los parques...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…