HOMEPAGE

Conocer Chequia
 
Información sobre la Rep.Checa

 

Historia de la cinematografía checa

 
photo:  ()
 

La tradición del cine checo se remonta hasta los orígenes de la cinematografía. Su alto nivel lo documentan los galardonados con varios premios de Oscar. El nombre del director Miloš Forman es en el mundo del cine una gran referencia.

 
 

Orígenes de la cinematografía checa

El milagro de las imágenes animadas apareció en las tierras checas muy pronto después de su primera espectacular y exitosa presentación parisina por los hermanos Lumier. Las primeras funciones se realizaron en año 1896 en Karlovy Vary y en Praga . Un año más tarde se hizo en Bohemia el primer rodaje. Una compañía americana filmó en Hořice de Šumava una función de teatro popular que representaba la temática de la Resurreción.

La primera sala de cine permanente fue abierta en Praga en el año 1907 . No había por entonces muchas películas de producción nacional (es decir que fueran rodadas y procesadas en Bohemia).

A principio del siglo XX empezaron a surgir en las tierras checas siguiendo el ejemplo de los modelos extranjeros las primeras productoras de cine privadas , que sin embargo, tuvieron una vida muy corta. La industria cinematográfica checa se quedaba con retraso respecto a las corrientes mundiales y no salía del estado de las perennes intenciones pioneras.

La historia de los primeros experimentos del cine checo la describe de una manera simpática el director Jiří Menzel en su película “Báječní muži s klikou ” (Los maravillosos hombres de la manivela).

Comienzo del siglo XX

La situación del mercado de cine empezó a mejorar a partir del fin de la Primera Guerra Mundial y después del nacimiento de la independiente República Checoslovaca. La euforia de la posguerra aceleraba a toda la sociedad checa, incluso la cinematografía. Crecían nuevas empresas de cine y los primeros talleres profesionales y nacieron primeros proyectos ambiciosos según los ejemplos europeos y americanos.

La cinematografía checa desarrolla todos los géneros, aparece una fuerte corriente de las producciones mediana envergadura . Empiezan a perfilarse las primeras personalidades destacadas de directores que respaldarían el desarrollo del cine checo durante el importante periodo del comienzo del cine sonoro – Martin Frič, Karel Lamač, Gustav Machatý.

La primera estrella checa de cine de proyección europea fue Anna Ondráková que más tarde protagonizó la primera película sonora de Alfred Hitchcock llamada Blackmail (1929). La cumbre de la producción checa de cine mudo (comparable con la extranjera) está representada por el drama histórico “Stavitel chrámu” (El arquitecto del templo), drama social “Eroticon” y el melodrama contemporáneo “Varhaník u sv. Víta” (El organista de San Vito).

La llegada del sonido no causó a la joven industria cinematográfica checa grandes problemas. Una de las primeras películas completamente sonoras “C. K. polní maršálek ” (C. K. mariscal de campo, dir. Karel Lamač) consiguió un espectacular éxito, sobre todo gracias a su protagonista Vlasta Burian que llegó a convertirse en una de las estrellas de cine más famosas.

Otro hecho de gran importancia para el cine checo fue a parte de la era de sonido la construcción de los Estudios de Barrandov. En las afueras de Praga creció un gran complejo de estudios de cine con el mejor y el más moderno equipamiento de la Europa de entonces y se convirtió en uno de los símbolos de la industria cinematográfica checa. La primera película fue grabada en ellos en el año 1933.

Que la cinematografía checa marchaba viento en popa se puede deducir del hecho cómo sobrepasó la crisis económica. Tanto los profesionales y experimentados cineastas (Lamač, Frič, Machatý ) como las nuevas estrellas de cine (V. Burian, Hugo Haas, Jan Werich y Jiří Voskovec, Adina Mandlová, Lída Baarová, entre otros) representaban su fuente de energía.

A los éxitos con mayor reconocimiento internacional pertenecen sobre todo las películas Éxtasis (dir. Gustav Machatý) y Río (dir. Josef Rovenský).

Cinematografía durante la guerra

Desde el año 1938 empezaron a cambiar de una manera radical las relaciones en toda Europa. A partir del momento en el que Checoslovaquia fue obligada a aceptar el Tratado de Múnich ya fue sólo un paso a la constitución del Protectorado de Bohemia y Moravia (y el independiente Estado Eslovaco) “bajo las alas” de la Alemania hitleriana. La administración alemana tenía un gran interés en los Estudios de Barrandov que se convirtieron en el principal centro de la cinematografía del Tercer Reich.

Al principio de la guerra fue posible, aunque de forma muy limitada, rodar películas checas para espectadores checos, sin embargo, en su final la cinematografía acotada luchó por la supervivencia. Los cineastas utilizaron a menudo temas de la historia y la literatura checas aunque también nacieron películas, sobre todo comedias, que tenían qué decir al público de toda Europa (p.ej. el drama “Noční motýl”, La mariposa nocturna, dir. František Čáp). Estas películas forman hasta ahora parte permanente de la programación de los canales de televisión checos (p.ej. Kristián , dir. M. Frič, en la que triunfó uno de los más grandes actores de los años 40, Oldřich Nový).

Con el final de la guerra llegó también el fin de la actividad empresarial privada en el campo del cine . Poco después de acabar la ocupación nazi (en el año 1945) fue nacionalizada toda la industria del cine . Otro importante hecho en el marco del movimiento cinematográfico fue la fundación de la Academia de Bellas Artes y su Facultad de Cine (FAMU) y el nacimiento del Festival de Cine en Mariánské Lázně, en 1946, que más tarde fue trasladado a Karlovy Vary y se que convirtió en el transcurso del tiempo en el más importante desfile de cine en el país - el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

En febrero de 1948 la República Checoslovaca sufrió otro golpe representado por la instauración del poder del autoritario Partido Comunista que afectó también el cine. Impuso la dramaturgia oficial que abrazaba la idea del realismo social y la cinematografía checa volvió a sufrir la censura y el propagandismo.

Aparte de unos pocos interesantes títulos del cine argumental (quizá la película con el mayor éxito en la historia del cine checo sea el cuento “Pyšná princezna”, Princesa orgullosa, dir. Bořivoj Zeman) nació una gran cantidad de excelentes películas de dibujos animados . En los años cincuenta rodaron preciosas películas los autores tan importantes como Karel Zeman – el pionero en las películas con trucos (filmes de éxito como, p. ej., “Cesta do pravěku”, El viaje a la Prehistoria o “Vynález zkázy”, Ante la bandera, sobre una idea de Julio Verne, y que ganó el gran premio de la Expo de Bruselas del año 1958, combinan la película de argumento con la de dibujos animados) o Jiří Trnka – fundador del cine moderno de títeres.

A finales de los años cincuenta nació otro fenómeno de la cultura checa. Fue el proyecto llamado Linterna Mágica del renombrado director de teatro y cine Alfréd Radok. Las funciones que de una manera muy poética combinan el teatro, baile y cine fueron estrenados en la EXPO ´58 en Bruselas, donde ganaron una inmensa fama. Alfréd Radok y sus colaboradores volvieron de Bruselas a Praga con la Medalla de Oro.

Nueva Ola – los años 60

A principios de los años sesenta se relajaron las relaciones políticas lo cual permitió la llegada de uno de los más famosos periodos de cine checo – la Nueva Ola (denominada así según el modelo francés).

El precesor más destacado de la Nueva Ola y más tarde también su principal representante fue Miloš Forman que en año 1963 rodó su primera película checa “Černý Petr”, Pedro el Negro, según el modelo del “cinéma-vérité”. Antes de emigrar en 1968 a los Estados Unidos (donde rodó muchas excelentes películas con su colaborador habitual Miroslav Ondříček) Forman filmó en Chequia dos películas más: “Lásky jedné plavovlásky”, Los amores de una rubia, en 1965, y “Hoří, má panenko”, El baile de los bomberos, en el año 1967.

En los años sesenta rodaron sus obras maestras también otros colegas de Forman: Ivan Passer – “Intimní osvětlení”, Las Luces íntimas, en 1966 (Passer también emigró a trabajó en EE.UU.), y Jaroslav Papoušek – Ecce Homo Homolka, en 1969. El núcleo en sí de la nueva ola fue representado por los jóvenes licenciados de la Academia de Cine (FAMU) Jiří Menzel, Věra Chytilová, Jan Němec y otros.

Todos los creadores trataron de aprovechar la liberalización de la situación política (p.ej., el director Otakar Vávra , que debutó ya durante la Segunda Guerra Mundial, rodó una película histórica sobre la caza de brujas en el siglo XVII llamada “Kladivo na čarodějnice”, El martillo para las brujas, que se puede sobreentener como una clara acusación del periodo estalinista en los años cincuenta.)

Nacían sugestivas películas que ofrecían nuevos y más complejos puntos de vista sobre la guerra (p. ej., “Démanty noci”, Los diamantes de la noche, de J. Němec, pero sobre todo “Obchod na korze”, La tienda en el paseo, de Elmar Klos y Ján Kadár y “Ostře sledované vlaky”, Trenes rigurosamente vigilados, de J. Menzel , galardonada en los años 1965 y 1966 por la Academia Americana de Cine con el Oscar como la mejor película en lengua extranjera). Otro de los temas fue la historia antigua (p. ej., Markéta Lazarová, de František Vláčil ) o el pasado reciente (“Spalovač mrtvol”, El incinerador de cadáveres, de Juraj Herz , “Všichni dobří rodáci”, Todos los paisanos buenos, de V. Jasný , “Skřivánci na niti”, Alondras en el hilo, de J. Menzel). Fueron plasmados también temas contemporáneos (“Žert”, La Broma, dir. Jaromil Jireš, según el libro de Milan Kundera).

Después de la Linterna Mágica nació en las cabezas de los creadores checos otro inusitado proyecto de cine, “Kinoautomat ” - la máquina automática de cine, la primera película interactiva en el mundo, que los espectadores podían parar durante la proyección. Tuvo mucho éxito en la EXPO ´67 de Montreal.

Años 70 y 80

Después de la invasión del ejército del Pacto de Varsovia en agosto de 1968 vino otra gran ola de emigración y no sólo de autores de cine . La poética del cine de los años sesenta se perdió para siempre y los creadores de la Nueva Onda (si no emigraron) tenían prohibido filmar, al menos en la primera mitad de los años setenta. Muchas películas no se podían proyectar y algunas (las que más criticaban el régimen comunista) fueron confiscadas por la censura – se suelen denominar como “películas de caja fuerte” (p. ej.: “Spalovač mrtvol”, El incinerador de cadáveres, “Skřivánci na niti”, Alondras en el hilo, “Ucho”, La oreja, “Všichni dobří rodáci”, Todos los paisanos buenos, y otras).

Las películas para niños las pudieron rodar también autores inconformes (p. ej. Karel Kachyňa – “Už zase skáču přes kaluže”, De nuevo salto entre los charcos, 1967 – según la novela de Alan Marshall). Muy popular se hizo también el subgénero de la comedia loca y de la parodia. Con un humor muy característico para el ambiente checo, prácticamente imposible de traducirlo en el extranjero, vinieron los autores de obras de cine y de teatro Zdeněk Svěrák y Ladislav Smoljak.

Todas la películas checas son posibles de conseguir a través del Centro Checo de Video.

A los éxitos de la cinematografía checa actual está dedicado el artículo La moderna creación cinematográfica checa.

 
Autor:
 
Añadido: 03.01.2010
 
 
 

Artículos relacionados

 
Personalidades – historia
 
 

Emil Zátopek

Es un hecho generalmente reconocido que el deporte checo está lleno de extraordinarias...

 
 
Personalidades – historia
 
 

Tomáš Baťa

Tomáš Baťa, famoso vecino de la ciudad checoslovaca de Zlín, es considerado como uno de los...

 
 
Información sobre la Rep.Checa
 
 

El metro de Praga

El metro de Praga (conocido como “Pražské metro” en checo) es un medio de transporte muy...

 
 
Política
 
 

Sistema político de la República...

El poder legislativo, ejecutivo y judicial de la República Checa (RCh)

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…