HOMEPAGE

Cultura

 

"Uruguay está presente"

 
photo:  (Adriana Dergam, foto: Ana Briceño)
 

Entre vinos, tangos y candombes cerró la Semana Iberoamericana en la Galería de los Centros Checos el pasado viernes. La nación protagonista de la clausura fue Uruguay, uno de los países más pequeños de Sudámerica, pero quizá un gran ejemplo para toda la región.

 

Cuando Europa piensa en Iberoamérica resaltan casi siempre los países más grandes en tamaño, los de naturaleza más exuberante, los de inmensas montañas, los de comunidades tribales precoloniales, los de mayores escándalos políticos, feroces dictaduras e inéditas crisis económicas. Quizá como Uruguay carece de estos rasgos generales, es muy poco lo que de éste resuena en el extranjero. Tal vez su particular emplazamiento austral en el Cono Sur le ha permitido construir muy discretamente su progreso e historia.

La cónsul honoraria del Uruguay en Praga, Adriana Dergam, nos comenta los motivos e impulsos del país para ser parte de la Semana Iberoamericana.

"Pues manifestamos nuestro interés de estar aquí, y principalmente por el hecho de que se sepa que Uruguay está aquí, está presente y queremos estar desarrollando relaciones con la República Checa. Pero también queríamos mostrar un poco de la música folclórica, porque todavía la gente se imagina el tango y eso lo tienen muy asociado a Argentina. También queríamos mostrar que no es solo Argentina".

Existen relaciones comerciales entre Chequia y Uruguay. Por ejemplo, la República Checa exporta maquinaria para ahumar carne y motores para aviones. Por su parte, del Uruguay viene materia prima, como cuero, carne y hay cada vez más vino, aunque sigue siendo bastante exclusivo.

La Tarde Uruguaya comenzó con una presentación que quiso sacarlo de los estereotipos, sin dejar de hablar de la tradición, pero sobre todo mostró al Uruguay de hoy. Nos ilustra la cónsul honoraria, Adriana Dergam.

"Era mostrar Uruguay en otra luz, mostrar el camino que ha hecho en los últimos 10 años en cuanto a, por ejemplo, ha cambiado totalmente su matriz energética. De ser un importador de energía ha pasado a ser un exportador de energía, además de energía sostenible".

La ocasión sirvió también para demostrar que Europa no siempre lleva la batuta, explicó la cónsul.

"En todo el tema de digitalización y educación técnica; la penetración de fibra óptica, que es lo que sustenta una economía digital, Uruguay está mejor que la República Checa y fue un proyecto de gobierno, que van a digitalizar el país, porque eso es la previsión de futuro de cómo ser un país moderno, cómo tener una industria moderna digitalizada y no depender solamente de la materia prima. En ese sentido yo creo que la República Checa tiene algo que aprender, ese tipo de planificación, de visión de futuro y de una apuesta por un futuro digital".

Al pequeño Uruguay no le faltan superlativos respecto a Latinoamérica. Ocupa uno de los primeros puestos en América Latina en cuanto a tecnología, investigación y sostenibilidad; tiene el nivel de alfabetización más alto; tiene el menor índice de corrupción; y junto a Costa Rica, la distribución más equitativa de ingresos.

A la charla le siguió una degustación de vinos uruguayos, otro de los secretos mejor guardados del país.

"La comunidad a la que le gusta el vino en la República Checa le está gustando lo exótico. Ya el vino chileno, sudafricano no es tan exótico. Yo creo que aquí el vino uruguayo, que es más exclusivo tal vez porque es difícil de encontrar, puede satisfacer la curiosidad de los amantes del vino".

La música folclórica animó el evento. Sonaron candombes, milongas, tangos y zambas. Interpretaron piezas icónicas como el primer tango grabado por Carlos Gardel, "Mi noche triste", y que interpretó en 1917 en el Teatro Esmeralda de Buenos Aires.

También tocaron una de las piezas más famosas de la tradición tanguera, "La cumparsita", compuesta en 1916 por el uruguayo Gerardo Matos Rodríguez.

Además de contribuir con música, durante la Semana Iberoamericana se proyectó una pieza cinematográfica uruguaya de 2012 titulada "El ingeniero".

Chile, España, Argentina, Perú y México, entre otros países, ofrecieron también durante la Semana Iberoamericana una muestra de su cine así como de su arte fotográfico. La Semana no se centró solo en folclor, sino en la realidad actual de los países. Así lo demostraron los debates sobre la actualidad de la región en el campo de la política, la economía y tecnología, que contaron con la presencia de importantes personalidades políticas y diplomáticas, como la de Luis Almagro, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos, así como académicas, tanto de Chequia, como del mundo hispano y lusófono. Se celebró también la conferencia "Iberoamérica: cien años de amistad" que revisó la tradición centenaria de amistad entre Chequia y la región iberoamericana, que promete durar y afianzarse cada vez más.

 
 
Autor: Český rozhlas Radio Praha
 
Añadido: 30.04.2018
 
 
 

Artículos relacionados

 
Cultura
 
 

“A cielo abierto”, una fantástica...

El libro “A cielo abierto”, del escritor español Antonio Iturbe, entremezcla la biografía y la ficción...

 
 
Cultura
 
 

Latin Art gallery continúa creciendo...

Latin Art gallery, la galería fundada por la artista venezolana Katerina Bohac, se expande con muestras...

 
 
Cultura
 
 

Teresa Pàmies, la exiliada...

En los años 50, una exiliada republicana de la Guerra Civil española estuvo viviendo en Checoslovaquia...

 
 
Cultura
 
 

La porcelana checa tiene más de 200...

Hace 225 años fueron fabricados los primeros recipientes de porcelana en la manufactura de Klášterec nad...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…