HOMEPAGE

Cultura

 

"Praga es un portal con otras dimensiones"

 
photo:  (Max Sir en entrevista, foto: Ana Briceño)
 

La capital checa es mucho más que una ciudad turística y residencial. En pleno siglo XXI los artistas siguen encontrando aquí un algo mágico y misterioso. Entre ellos el chileno Max Sir.

 
 

El pintor Max Sir ha hecho en Praga una residencia artística para hacer desde su paleta una reinterpretación del afamado personaje de la novela 'Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas'. Sus obras se encuentran en exhibición hasta el 15 de septiembre en la Latin Art Gallery en Praga, galería dedicada a la muestra del arte latinoamericano actual.

La serie pictórica ha sido titulada 'Alicia en el umbral' y tiene como referente la magistral novela de Lewis Carroll (Cheshire,1832-Surrey,1898), 'Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas', publicada en 1865 en Inglaterra.

Max nos presenta una nueva versión pictórica de Alicia, que destaca por una gran cabellera roja y rizada. Ya que las mutaciones de este personaje son infinitas le preguntamos a su creador, ¿por qué retomarla en estos tiempos?

"Nos encanta Alicia porque tiene eso que te contaba que es justo el viaje inciático de cuando una persona decide ser parte de la sociedad. Entonces, están los conflictos de el tomar el camino social o quedarse en un mundo propio y eso es muy de ahora también. Incoporarse a una sociedad totalmente o regirse por lo que uno cree que debe ser, hoy que hay mucho relativismo cultural y que todos los países nos encontramos con diferentes culturas hablando en la calle tenemos que optar por cuál es el camino que nosotros pensamos correcto y esa es una temática que se toma en 'Alicia...'".

El personaje de Alicia y los seres antropomórficos con los que se topa a lo largo de su viaje por el país de las maravillas siguen siendo a 152 años de su salida editorial, un ícono de la cultura pop. Las múltiples reediciones y adaptaciones que todas las disciplinas artíticas han hecho de ella han contribuido a darle un lugar en el imaginario colectivo occidental. Tanto así que muchos desconocen que su origen se remonta a un manuscrito creado en la Inglaterra victoriana.

Natalia Miranda, actriz, crítica de artes visuales y gerente de arte de Max, destaca la heroicidad del personaje.

"Es un ser dentro de la comunidad que recibe un llamado, pero tiene que pasar por todo un viaje de desarrollo interno y personal para estar preparado y así vencer lo que sea a lo que se tiene que enfrentar".

Según las palabras de nuestros entrevistados, es ese aspecto más social de la novela el que se intenta rescatar o lo que la hace merecedora del recuerdo constante. Esa gran travesía vital de enfrentarse a lo diferente, lo incomprensible y la hazaña de poder participar de lo que transgrede nuestros esquemas de razón y normalidad. Agrega Max: "todos somos en algún momento Alicia".

Praga, una urbe y un umbral

Praga, a miles de kilómetros de Chile, el país natal de Max, y también lejana, aunque considerablemente menos que al Cono Sur, al país de origen de la novela de Carroll, Inglaterra, parece haberle revelado mucho a Max, tal como él nos comenta.

"Praga es un lugar super mágico y además, muchas personas pensamos que es una especie de portal con otras dimensiones y Alicia trata mucho de eso, de los portales. Habla mucho del aspecto social, de cómo se constituye una sociedad, pero también sobre un portal a otros mundos en que es posible vivir también; tal vez otros espacios de conciencia. El solo hecho de caminar por las calles de Praga te transporta a otras épocas. Es muy curioso lo que nos pasa porque sentimos que estamos casi en otro mundo".

Max, junto a su gerente de arte, encontraron una morada temporal en Praga y aquí el artista desarrolló los cuadros a exhibirse en la misma ciudad. Ya habían estado en la capital checa, exhibiendo los bosquejos en pequeño formato de estas pinturas y que corresponden a la primera fase de la serie 'Alicia en el umbral'. En aquella primera ocasión se vislumbró la posibilidad de volver.

"Vinimos a Praga y encontramos casi que por casualidad esta galería y tenía atelier abajo y entonces entramos en conversaciones con la galería, si se podía arrendar el espacio y llevar a cabo una exposición. Nos dijeron: 'mira qué tal si hacemos una especie de residencia, ustedes serían los primeros artistas en venir y hacer una residencia acá'. Surgió así".

El término '"residencia" no parece encajar mucho en la vida actual de Max, pues ha pasado el presente año viajando de un lugar a otro gracias al proyecto y ha permanecido más tiempo del pensado en diferentes lugares según las contingencias. No obstante, lo más cercano a un lugar de residencia parece ser Nueva York.

Un Lacayo-Rana costarricence

Estando en Nueva York Max se fue a vacacionar a Costa Rica donde terminó quedándose ocho meses. Las exuberantes formas del trópico le sirvieron a Max de inspiración para darle cuerpo y rostro a algunas de las figuras que protagonizan la novela original y sus cuadros.

"Por ejemplo, en Costa Rica, el Lacayo Rana es la rana de ojos rojos de Costa Rica que es un animal típico, es tico. Todos esos colores vibrantes de las pinturas también tienen que ver con esos espacios. Cuando nosostros caminábamos por los bosques de Costa Rica en la noche y veíamos un animalito pequeño con una luz gigante roja o amarilla nos parecía tan precioso. Era como estar en el país de las maravillas. Esos colores, esas sensaciones claro que están en los cuadros".

Max agrega que de la misma manera Praga ha hecho que redimensione esos bosquejos originales y su obra se enriquezca de otros colores y texturas.

Precisamente fue en Costa Rica donde se concretó sobre las tablas del Teatro Espressivo el germen del gran proyecto en el que se enmarca la exhibición montada en Praga, llamado tan solo como el personaje principal de la obra de Carroll, 'Alicia'. Es una iniciativa artística multidisplinaria que cuenta con la colaboración de diferentes artistas y en la que Max ha estado involucrado como director general.

"Nosotros partimos con una obra de teatro que se hizo en el teatro privado más importante de Centroamérica, Teatro Espressivo en Costa Rica. Luego también se trabajó en una película documental de nuestra obra. También hicimos música original con una banda sinfónica que dirige el maestro Fabrizzio De Negri".

Los cuadros expuestos en Praga no implican el cierre del proyecto. Tal como ha pasado anteriormente servirán para otro material que nos revela Max.

"Luego vamos a hacer una novela gráfica que son libros de arte de 'Alicia en el país de las maravillas' cuyas viñetas van a ser estos cuadros".

Pinceladas que se autorrelatan

La serie 'Alicia en el umbral' es a los ojos del espectador de una naturaleza figurativa, de dimensiones grandes, distintivas e intensos colores. Él nos cuenta sobre las particularidades técnicas.

"Son obras más realistas o sea más figurativas. De todas formas hay una búsqueda en el trazo, en las capas de color que se trabajan. Yo no trabajo con colores puros sino con la combinación de colores que se dan en las capas para conseguir en la última capa el color que se busca. También trabajo con una paleta reducida que eso significa trabajar con la menor cantidad de colores posible porque eso la da una consistencia en los matices mucho mayor a la obra".

Hemos de recordar que la novela original de Carroll estaba acompañada con las ilustraciones de Sir John Tenniel, el primero en retratar sus personajes y que se convirtieron en todo un éxito de la época. Max añade que él ha tratado de mantener cierto símil con esas ilustraciones originales o al menos que los espectadores familiarizados con los trazos de Tenniel puedan hallar el guiño que Max le hace a este. Sobre su técnica agrega la experta Natalia Miranda.

"La forma en que pinta Max tiene un relato propio. No se relaciona o no tiene una necesidad de implicarse con el significado narrativo de la historia. No es necesario entender que es Alicia con el Lacayo, con el Conejo. No es esa la narrativa que busca el cuadro. Busca sensaciones, intenciones y esas son las que generan un relato en sí mismo y lo que la gente percibe son los colores, es la fuerza, es la energía".

Por la fuerza que contienen en sí mismas las pinturas de Max recalca Natalia que no hace falta que los espectadores hayan realizado la lectura de la obra que sirvió de inspiración.

En entrevista con Radio Praga el artista chileno nos invitó a pasar a su taller y directamente desde allí nos describe.

"Aquí hay unas obras que están un poco más grandes, como esta por ejemplo que mide como 2 metros y estas las estuvimos exponiendo en varios países que son más pequeñitas, es la primera parte claro. ¡Son un montón, ah!".

Pese a que uno podría acercarse a las obras y perderse en sus trazos sin el referente literario, para aquellos que hayan leído 'Alicia en el país de las maravillas' la exposición podría tener un gran poder evocador y saldrán con unas incontenibles ganas de recorrer nuevamente sus pasajes.

 
Autor: Český rozhlas Radio Praha
 
Añadido: 31.08.2017
 
 
 

Artículos relacionados

 
Cultura
 
 

La Semana de las Letras en Español

Se celebra en el Instituto Cervantes la Semana de las Letras en Español, donde reconocidos autores...

 
 
Cultura
 
 

Praga, un cuarto de siglo Patrimonio...

La capital checa, Praga, conmemora el 25 aniversario de su inscripción en la lista del Patrimonio Mundial...

 
 
Cultura
 
 

El fotógrafo Martin Bandžák gana el...

Martin Bandžák ha recibido el premio Czech Press Photo con una fotografía tomada en el Líbano.

 
 
Cultura
 
 

La vida de los ancestros de los...

Un viaje al pasado es lo que ofrece el Museo de Artesanías de los Montes Gigantes, situado en Poniklá...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…