HOMEPAGE

Cultura

 

Teresa Pàmies, la exiliada republicana que trabajó en Radio Praga en los años 50

 
photo:  (Joan Vilardebò, foto: Enrique Molina)
 

En los años 50, una exiliada republicana de la Guerra Civil española estuvo viviendo en Checoslovaquia. Mucho después escribió un libro sobre ese periodo de su vida en Praga que se editará este año en catalán.

 

La Guerra Civil española (1936-1939) provocó que muchos partidarios del bando republicano se exiliaran en otros países. Uno de estos ejemplos fue el de Teresa Pàmies, nacida en 1919 en la provincia de Lérida, y quien huyó a Francia tras la guerra.

Muchos fueron los que se marcharon a Francia. Además, cuando el país galo estaba a punto de ser invadido por Hitler, un gran número de republicanos tuvo que seguir con su huida y buscar refugio en otros países.

Teresa Pàmies pasó por República Dominicana, Cuba y México. Fue en este último país donde estudió periodismo. En 1947, con una Europa arrasada por la Segunda Guerra Mundial y en la que estaba empezando la Guerra Fría, Teresa se trasladó a Belgrado, donde trabajó en la radio. Un año después vino a Checoslovaquia, donde vivió durante 12 años, de los cuales 10 trabajó en las emisiones en catalán y en español de Radio Praga.

Su estancia en la capital checa marcó su vida, y fue por ello que muchos años después, en 1987, viviendo ya en España, publicó un libro titulado “Praga” donde ofrecía su visión personal de la ciudad.

Ese mismo libro saldrá este año en catalán, y se trata de una edición muy especial, pues forma parte de la colección Viajes Personales (Viatges Personals), dirigida por una asociación sin ánimo de lucro que destina lo recaudado a ayudar a personas con problemas mentales, como explicó para Radio Praga Internacional el presidente de la asociación, Joan Vilardebò.

“Yo soy presidente de una entidad sin ánimo de lucro que se llama Viajes y Más (Viatges i Més). Y lo que hace esta entidad es tratar de buscar dinero para entregar a proyectos en el tercer y el cuarto mundo que ya funcionan. Sobre todo, para personas con problemas mentales, y niños con este tipo de problemas. Todo el mundo ha visto personas con hambrunas, ha visto personas ahora en el Mediterráneo huyendo de la muerte. Casi nunca hemos visto una sola imagen de un crío o de un adolescente, o de un adulto enfermo mental”.

Editar libros se convirtió en la forma de Viajes y Más de recaudar dinero con fines solidarios. Pero no cualquier libro es válido para aparecer en la colección, sino que se buscan obras relacionadas con viajes que no se limiten a ser una simple guía turística. Estos escritos tienen que aportar algo personal, prosigue Joan Vilardebò.

“Tratar de encontrar dinero es muy difícil. Una de las formas es editar libros, y hemos entrado en esto desde hace unos tres años. Hemos editado, por ejemplo, a Robert Louis Stevenson, el primer libro de viajes que escribió. Y estamos buscando siempre libros que no sean únicamente un libro de viajes, que explica un desplazamiento a un sitio desconocido, que describe cómo están las cosas allí, sino un libro que aporte una cosa más personal, más íntima, más interesante, un camino interior casi”.

El libro “Praga” de Teresa Pàmies cumple precisamente estas expectativas, pues su descripción de la capital checa se basa en las experiencias que vivió en el día a día en una ciudad a la que siempre guardó mucho cariño.

“Y en esto se cruzó el libro de Teresa Pàmies, su vida de 12 años en Praga, la primera juventud de sus hijos y el exilio de ella. Entonces, describe la ciudad, es evidente, por eso se llama “Praga”. Pero no la describe para uso y disfrute del turista, sino como una persona que describe algo muy querido, algo que lleva muy hondo, que le ha causado un impacto muy grande en su vida”.

Tanto fue lo que significó Praga para Teresa, que ya en España con casi 70 años es cuando se decidió a publicar este libro, como cuenta Joan Vilardebò.

“Cuando escribe este libro tiene ya más de 60 años, y se da cuenta de cómo ha funcionado su vida. Es un libro de agradecimiento, casi sin nombrar esta palabra. De agradecimiento a una ciudad, a un pueblo, a una cultura, a una lengua que consiguió cosas que para ella eran simplemente sueños irrealizables. De ahí el atractivo de este libro, y por eso nosotros pensamos que valía la pena la aventura de traducirlo, reactualizarlo al catalán. Y creemos que vale la pena porque aguanta muy bien el paso del tiempo, porque cuando vienes a Praga descubres gran parte de la ciudad que ella describe, y sobre todo, descubres por qué esa señora y esa familia se encontraron aquí tan a gusto”.

Según señala Joan, Teresa Pàmies sentía mucha libertad y comodidad en Praga, y a pesar de estar en un país con una cultura y una lengua totalmente diferente, no quería marcharse.

No obstante, su marido, el político comunista Gregorio López Raimundo, confiaba en que la dictadura terminaría pronto en España, donde él seguía moviéndose en el ámbito político de forma clandestina. Lo que al final pesó para que Teresa se fuera más cerca de España, a Francia, alrededor de 1960.

“Ella por su propio pie no se hubiera marchado, no fue una decisión fácil. No lo habla aquí en el libro, pero en otros sitios reconoce que no fue fácil abandonar esta ciudad, esta cultura, porque ella veía que podía vivir en directo cosas que por ejemplo, en su país, era absolutamente imposible. Yo creo que pesaba aquí mucho la opinión del marido”.

Teresa Pàmies tuvo una longeva vida en la que le dio tiempo a hacer muchas cosas y en la que demostró su inquietud con numerosas publicaciones que abarcan distintos temas. De hecho, en 1971 recibió el Premio Josep Pla por su libro “Testamento en Praga”, escrito junto con su padre Tomàs Pàmies.

Pero si hubo un tema que destacó especialmente entre las preocupaciones de Teresa, fue la situación y los derechos de las mujeres.

Aunque desde su niñez hasta su muerte el papel de la mujer había experimentado grandes cambios, Joan Vilardebò apunta que ella siempre sintió que se podía y se debía conseguir más en ese sentido.

“Y sobre todo, y eso es lo que más le dolía, no haber podido ayudar suficientemente a las mujeres a obtener la liberación que ella soñaba. Reconocía que se había avanzado mucho, pero no lo suficiente. Desde su infancia o su juventud en un pueblo agrícola de Lérida hasta la Barcelona del año 90 pues han pasado muchas cosas, evidentemente. Pero el papel de la mujer realmente es el que aún falta que evolucione un poco más. Son todos estos elementos los que nos han decidido a revisitar la obra, tratar darle un buen tratamiento y que la gente pueda descubrir un libro como este y una ciudad como esta”.

Según los planes de Viajes y Más, el libro debería ser accesible desde el 15 de diciembre de este año, aunque previamente se organizará un acto de presentación.

“Pues si el calendario funciona como hasta ahora, que ha ido funcionando todo muy bien, el 15 de diciembre estará en la calle. La presentación se hará entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre, y en esa fecha ya estará en toda Cataluña. Seguramente, ese mes previo, de noviembre a diciembre, se podrá encontrar en las librerías que tienen la distribución con la que nosotros trabajamos, por lo tanto es más rápido. Pero a nivel popular, a partir del 15 de diciembre”.

Joan Vilardebò, quien dice que todavía encuentra en la Praga actual mucho de lo que consiguió cautivar a Teresa Pàmies, siente que con el proyecto de Viajes Personales pueden transmitir una faceta muy especial de los viajes. Esa parte de integración, autoconocimiento y experiencia psicológica transformadora que puede aportar el visitar lugares diferentes.

“El proyecto nos hace mucha ilusión, primero, por recuperar algunos autores que no están en primera línea de venta. Nos interesa recuperarlos, y nos interesa sobre todo recuperar aquellos libros en los que se demuestra que viajar es algo más que desplazarse. Para entendernos, cuando viajas y llegas a casa y algo ha cambiado dentro de ti, creemos que vale la pena y esto puede ser un viaje. ¿Lo demás? Pues son desplazamientos fabulosos con motivo de vacaciones a paisajes idílicos y haciendo aventuras extraordinarias. Pero a veces, estos son simplemente desplazamientos maravillosos, no son viajes. Y esto es lo que intentamos potenciar, la vertiente más psicológica de los desplazamientos humanos”.

La escritora y activista catalana, que recorrió medio mundo en su exilio, terminó sus días en Granada, donde falleció en el año 2012. Los 12 años pasados en Checoslovaquia terminarían siendo de los más fundamentales de su vida.

Como curiosidad, otra de las cosas que unirá a la escritora para siempre con la capital checa es su padre, Tomàs Pàmies, quien acompañó a su hija en el exilio checoslovaco y estuvo trabajando como jardinero en Praga, ciudad en la que falleció en 1966.

 
 
Autor: Český rozhlas Radio Praha
 
Añadido: 12.09.2019
 
 
 

Artículos relacionados

 
Cultura
 
 

Se cumplen 35 años del único Nobel de...

Hace 35 años recibió el Premio Nobel de Literatura una de las grandes figuras de la literatura checa: el...

 
 
Cultura
 
 

Jan Šibík: el secreto de sus fotos

Jan Šibík, uno de los fotógafos checos más prestigiosos de la actualidad, revela aspectos sorprendentes...

 
 
Cultura
 
 

Zanfona, un instrumento asombroso que...

Además de uno de los músicos callejeros más talentosos de Praga, Jiří Wehle es uno de los pocos que sabe...

 
 
Cultura
 
 

Muere Vlasta Chramostová, una de las...

La popular actriz checa Vlasta Chramostová, conocida igualmente por su trabajo en la disidencia durante...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…