HOMEPAGE

Conocer Chequia
 
Información sobre la Rep.Checa
 
Datos económicos

 

Desarrollo de la industria

 
photo:  (sxc.hu)
 

En el siglo XIX, en el territorio de los países checos se produce un auge económico sin precedente.

 

Si hasta ese tiempo, los países de la monarquía austriaca estaban más bien en la periferia de la civilización moderna industrial, en la época, de la cual hablamos, los países checos se encontraban entre las regiones con el sistema económico más desarrollado de Europa. La inmensa riqueza mineral, en particular, los ricos yacimientos de carbón negro, la alta densidad de la población y tal vez la más densa red ferroviaria en Europa, decidieron que Bohemia se convirtiera, industrialmente, en la región más interesante de la monarquía, por el volumen y la calidad de la producción, comparable con los países más desarrollados de Europa Occidental.

Para su información – en aquel tiempo, en las tierras checas estaba concentrado el 60 – 70 % de toda la producción industrial del conjunto de los estados austriacos. El empresario de origen austriaco Emil Skoda, es un representante típico de la nueva élite económica de ese tiempo, quien en el año 1869 compró una pequeña planta en Pilsen del conde Valdstein y en el transcurso de algunos pocos años logró transformarla en una empresa industrial de primera clase, cuya producción se colocaba incluso en los exigentes mercados de Europa occidental. Así pues, Emil Skoda fundó una empresa, que a pesar de las diferentes peripecias políticas, varios cambios de propietarios, nacionalización y reposición, hasta hoy funciona y continúa en la cumbre tecnológica de la industria automovilística.

La producción en grande, cada vez más en mayor extensión, no podría funcionar sin el suficiente aseguramiento de capital. Debido a que las posibilidades financieras individuales, ya sea de aristócratas emprendedores o de nuevas élites empresariales, por si mismas no hubiesen podido ser suficiente para las grandes inversiones, comenzó a desarrollarse también el sector financiero, y esto, primeramente en base de cooperativas de ahorro, más tarde de los bancos clásicos de inversiones. La vida económica impuso también el acondicionamiento legal de las sociedades comerciales, de las que, la sociedad anónima tuvo y tiene el lugar más importante. En el aceleramiento del desarrollo económico tuvo también influencia la calidad de la educación.       

A diferencia de Inglaterra – cuna de la revolución industrial, donde todos los conocimientos y habilidades técnicos se ganaban con la práctica – en Bohemia (y similarmente, por ej. en Alemania) siempre se puso énfasis a la perfecta preparación teórica. Luego, las inversiones en la educación, sin duda, regresan en forma de descubrimientos técnicos y mano de obra calificada, que en forma eficaz pueden enriquecer la producción industrial.

Los inicios de la industrialización estuvieron unidos con la producción textil, ubicada en las regiones fronterizas habitadas en su mayor parte por alemanes. En el interior, donde la nacionalidad era más bien checa, se desarrolló, en particular, la agricultura   (principalmente el cultivo de cereales, remolacha y lúpulo) y la industria alimenticia a ésta vinculada, en particular la producción de azúcar y cerveza. En los grandes centros industriales de Pilsen, Kladno y Ostrava se concentraba la metalmecánica, la industria química y la extracción de materias primas, principalmente carbón negro.

El final del siglo XIX  transcurrió bajo el signo de aplicación de nuevas tecnologías – el motor de combustión y los sistemas eléctricos. En relación con  esto, a veces se habla de la segunda revolución industrial o también científico-técnica. Entre los inventores checos más conocidos podemos citar por ejemplo a Josef Ressel , inventor de la hélice para barcos; los primos Veverka , inventores de un apero de labranza, es decir un arado mejorado que no sólo removía la tierra sino también la revolvía; el inventor de la turbina hidráulica, profesor de la Técnica de Berno, Viktor Kaplan . Luego, el “Edison checo”, Frantisek Krizík , alcanzó un significado extraordinario. Este inventor, electrotécnico y empresario, entre otros, inventó la lámpara de arco, perfeccionó el sistema de seguridad en el ferrocarril, creó la primera planta de electricidad y en el año 1881, en ocasión de la Exposición Aniversario puso en funcionamiento el primer trayecto eléctrico de Praga. En el año 1903, construyó la ferrovía eléctrica en el trayecto Bechyne – Tábor. El periodo de relativo florecimiento económico, interrumpido en sustancia, solamente por la crisis económica del año 1873, fue, sin embargo violentamente interrumpido por la primera guerra mundial, en el año 1914.

 


 
Autor:
 
Añadido: 28.12.2009
 
 
 

Artículos relacionados

 
Empresas en la Rep.Checa
 
 

MOIRA – la marca puramente checa

En la República Checa la marca Moira es la pionera en la producción de ropa interior con diseños únicos...

 
 
Empresas en la Rep.Checa
 
 

Chequia – el país de la cerveza

Los checos son una nación de amantes de la cerveza. Les gusta hablar de la cerveza y mucho más les gusta...

 
 
Empresas en la Rep.Checa
 
 

La afamada porcelana checa

La producción de porcelana en la República Checa tiene una larga tradición e igual que los cristales...

 
 
Empresas en la Rep.Checa
 
 

Las mundialmente conocidas cerrillas...

Durante 169 años se producían cerrillas en la pequeña ciudad de Sušice en el oeste del país en la región...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…