HOMEPAGE

Turismo

 

El esquí de fondo, deporte popular entre los checos

 
photo:  (radio.cz)
 

El turismo en las montañas de Chequia y las estaciones de esquí son el tema de una nueva serie de Radio Praga. En esta primera edición les hablaremos de las montañas Vysočina y de la historia del esquí de fondo, uno de los deportes más populares entre los checos.

 

El esquí de fondo está viviendo un verdadero renacimiento en Chequia. Cuando las condiciones son favorables, es decir, cuando hay bastante nieve y las pistas de esquí están adaptadas, las montañas en la República Checa se llenan de aficionados al deporte. Las disciplinas del esquí de fondo son cada vez más populares, tanto a nivel profesional como a nivel de recreo.

En la estación de esquí Vysočina Arena en las montañas Vysočina, ubicadas entre las regiones de Bohemia Central y Moravia, el redactor Vít Pohanka habló con uno de los pioneros del deporte, Pavel Benc. Benc participó en varios campeonatos olímpicos. Hoy en día, está a cargo de las disciplinas de esquí de fondo en la Unión de Esquiadores de la República Checa.

“Durante mucho tiempo había más personas que practicaban el esquí alpino que las que hacían el esquí de fondo. Sin embargo, en los últimos años el esquí de fondo se ha convertido en un fenómeno. Cuando miro los datos de los deportistas en la Asociación de Esquí, siempre ha habido muchos más esquiadores alpinos, pero ahora los números se están igualando”.

En las Tierras Checas, la historia del esquí llega al año 1887. Fue en ese año que un joven aristócrata checo, Josef Rössler-Ořovský, pidió esquís a través de un catálogo noruego, relata Benc.

“Por primera vez probó estos esquís en la Plaza Venceslao en Praga. Más tarde empezó a esquiar en la Reserva Real, lo que hoy es el parque Stromovka. Pero el hombre que más promovió el esquí de fondo fue el conde Jan Nepomuk František Harrach. Cinco años más tarde trajo dos pares de esquís a las Tierras Checas. Un par era de Noruega, el otro de Viena. Quería facilitar el trabajo de los guardabosques, por eso hizo copiar los esquís en la ciudad de Horní Branná y en los pueblos de los alrededores. Así fue cómo se fabricaron los primeros esquís de madera en Chequia”.

Pronto los esquís se empezaron a extender por todas partes del país, sobre todo en regiones donde había duros y largos inviernos, como en las montañas Vysočina.

Ladislav Slonek es un esquiador que durante muchos años fue el líder del Club de Esquí de la ciudad Nové Město na Moravě. Para él, el esquí nórdico es una afición de vida. Su abuelo Adolf Slonek, de profesión carpintero, estuvo en el origen del deporte en las Tierras Checas.

“En 1892 el guardabosques Rudolf Gabessam apareció en Vysočina con esquís, tirado por caballos. Cuando lo vio un huésped llamado Kosek, quería probarlo también y decidió hacer sus propios esquís. Entonces empezó a elaborarlos, pero no lo logró. Tenía problemas con la flexión de las puntas de los esquís, las doblaba en la cocina con una olla de agua caliente. Un día su esposa perdió los nervios y lo echó de la casa”.

En la mayoría del siglo XX el esquí era un deporte de recreo, lo practicaban entusiastas en su tiempo libre. Además, durante el comunismo era muy difícil comprar equipo de esquí de calidad. Pavel Benc creció en los años 70 y recuerda esos tiempos con nostalgia.

“Cuando recibí mis primeros esquís siendo un niño, durante una semana no los perdí de vista, incluso dormía con ellos. Los tenía al lado de mi cama y hasta ahora puedo sentir su olor. La alegría que sentí en ese momento es algo inolvidable. Recibir esquís esos días era algo extraordinario. Hoy en día es un regalo que los niños no saben valorar. No quiero decir que vivimos en un tiempo malo, pero es diferente. Los esquís son un objeto muy común. Antes no era fácil obtenerlos”.

Después de la caída del comunismo cambió la forma y organización del esquí deportivo. En la ciudad Nové Město na Moravě se construyó el centro Vysočina Arena, donde en invierno se lleva a cabo la Copa Mundial de Biatlón. En el futuro ha de volver a esta localidad también la Copa Mundial de Esquí de Fondo, dice Slonek.

“Para mí es una alegría total. Las carreras de la Copa Mundial tienen lugar solo en los sitios donde están las mejores pistas de esquí, adaptadas de acuerdo con las reglas de la Federación Internacional de Esquí (FIS). Además, por supuesto, los sitios deben disponer de instalaciones adecuadas para los esquiadores, los equipos de televisión, los coches de carga, etc. También vienen muchos periodistas y por supuesto espectadores. Aquí organizamos carreras de tres tipos: el esquí nórdico, el biatlón y el ciclismo de montaña, y el interés en estas disciplinas es enorme. En diciembre vinieron unas 33 000 personas para ver la Copa Mundial de Biatlón. Eso requiere una buena organización y mucho trabajo. No es como antes, cuando bastaba una pista de esquí y un restaurante para todos”.

La región de Vysočina ofrece terrenos ideales para los esquiadores. Vysočina Arena sirve como punto de partida para muchas pistas turísticas y de esquí. Decenas de kilómetros de pistas se preparan con máquinas pisapistas y motos de nieve. Ladislav Slonek destaca que cada vez más checos prefieren hacer una excursión de un día a las montañas de Vysočina en vez de viajar a los Alpes.

“Aquí no hay montañas de 8000 metros de altura, sino de 800. Nos encontramos en la llamada “quinta zona de frío”, lo que es muy conveniente para los esquiadores. En las imágenes de satélite a menudo se puede ver que hay una zona nevada alrededor de Nové Město na Moravě. El terreno se asemeja a la región de Dalarna en Suecia, donde tiene lugar la famosa Carrera de Vas. Al igual que allí no se puede encontrar terreno alpino con empinados descensos y pendientes. El paisaje es muy romántico e ideal para el esquí de fondo. Por supuesto hay zonas que son más empinadas, pero más como una excepción”.

Viajar a las montañas de Vysočina de verdad vale la pena, añade Pavel Benc.

“Es un terreno de esquí extenso y agradable. En las montañas Krkonoše por ejemplo hay bonitas pistas de esquí, pero adecuadas más para los esquiadores avanzados. En los alrededores de Nové Město na Moravě, las pistas son más aptas para principiantes. Se parecen un poco a las montañas Jizerské hory, donde uno puede elegir entre muchas rutas dependiendo de su condición física”.

Benc concluye con que las condiciones para esquiar en Chequia han mejorado notablemente en los últimos veinte años. Eso en todas partes de la República, quizás más en la región de Vysočina que en otros lugares.

 
 
Autor: Český rozhlas Radio Praha
 
Añadido: 18.01.2019
 
 
 

Artículos relacionados

 
Turismo
 
 

En trineos también se puede competir

En esta edición del ciclo invernal de Radio Praga hablaremos del centro de esquí Smržovka, donde se...

 
 
Turismo
 
 

En febrero llega la tradicional...

En numerosos pueblos y ciudades de la República Checa se realiza durante el mes de febrero la tradicional...

 
 
Turismo
 
 

El aventurero Miroslav Zikmund cumple...

El explorador checo Miroslav Zikmund, quien junto con su colega Jiří Hanzelka viajó por el mundo en el...

 
 
Turismo
 
 

Jizerská padesátka, una carrera de...

En esta edición del nuevo ciclo de Radio Praga hablaremos de la carrera de esquí de fondo Jizerská...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…