HOMEPAGE

Turismo

 

En el monasterio de Kladruby hay una estrella que emana energía

 
photo:  (Monasterio de Kladruby, foto: Zdeňka Kuchyňová)
 

En esta oportunidad viajaremos al monasterio de Kladruby, cuya reconstrucción estuvo en manos del arquitecto Jan Blažej Santini que al igual que otras de sus obras se ven cubiertas por el velo del misterio.

 

Para empezar es necesario recordar que Jan Blažej Santini, conocido también como Giovanni Battista Santini, nació el 3 de febrero de 1677 y murió el 7 de diciembre de 1723.

En su arquitectura han destacado, según los expertos, el estilo barroco y el neogótico, especialmente este último. Además de la monumentalidad de sus obras, las mismas se han visto envueltas en una serie de leyendas.

Hoy visitaremos el monasterio de Kladruby (Kladrau) fundado por Vladislao I en el Siglo XII y reconstruido posteriormente por Santini.

El monasterio de Kladruby fue escenario de una serie de acontecimientos históricos y testigo mudo de choques de poder. Se dice que el nombramiento del abad del lugar costó la vida a San Juan Nepomuceno.

Por aquella época Juan Nepomuceno era vicario del arzobispado y con el nombramiento de un abad impidió que Vencelao IV reorganizara el obispado para hacerse con los bienes del monasterio.

Posteriormente el monasterio fue conquistado por el propio Jan Žižka, uno de los grandes combatientes del movimiento husita. A lo largo de la historia el monasterio fue conquistado en cinco oportunidades.

En 1710 el abad decidió reconstruir el monasterio y dos de los mejores arquitectos de entonces midieron fuerzas: Kryštof Dientzenhofer y Jan Blažej Santini.

A pesar de que el proyecto de Santini era más caro fue el vencedor, y fue así como la tercera mayor iglesia del país fue construida en estilo “gótico barroco”.

Entre los misterios del templo diseñado por Santini encontramos una estrella en el piso. Según narró recientemente el fotógrafo Stanislav Růžička había instalado su trípode sobre la estrella y se disponía a tomar fotos, cuando una mujer le pidió que por favor dejara libre aquella superficie.

Según reveló después el fotógrafo, la mujer era médico de un hospital de la Ciudad de Karlovy Vary que viajó al lugar con un grupo de pacientes. Se dice que esa estrella suministra energía a todo aquel que se pare sobre ella y que las estrellas situadas delante del altar libran de toda influencia negativa.

Kamil Petrañ, uno de los guías del monasterio explicó que además de las estrellas se puede apreciar una interesante ilusión óptica, cuando se mira desde el altar principal hacia la nave del templo se tiene la impresión de que está inclinada hacia la derecha, igual que la cabeza de Cristo.

“En ningún lugar he visto algo parecido. Cristo está crucificado, pero únicamente tiene clavada la mano izquierda, la mano derecha la tiene en la herida del costado y la sangre cae en el santo grial”.

En la parte superior de la entrada al monasterio se aprecian imponentes gárgolas y al medio está inscrito el año 1726, fecha en que Santini terminó la construcción del monasterio. Encima hay una enorme ventana y más arriba una estatua de la Vírgen María y al final una cruz.

En las obras de reconstrucción del monasterio trabajó más tarde Kilián Ignác Dientzenhofer, según indicó el guía Petrañ.

“Fue necesario construir celdas para los monjes, una biblioteca, un museo y otras instalaciones menores. No obstante, los benedictinos no pudieron aprovechar la reconstrucción, porque el monasterio fue clausurado en 1785. Durante las guerras napoleónicas fue utilizado para alojar soldados y como almacén. En 1864 fue transformado en fábrica de cerveza. Las crónicas indican que se trató de una cervecería muy próspera que llegó a competir con la cerveza Pilsen”.

La cerveza del monasterio de Kladruby se exportaba a Viena y Baviera, pero su producción se vio interrumpida en 1929 como consecuencia directa de la crisis económica.

En 1945 el monasterio pasó a manos del Estado checoslovaco que destinó enormes recursos para su salvación y mantenimiento.

Entre las actividades de mayor éxito destacan, por ejemplo mercadillos históricos, programas navideños y conciertos de música clásica.

El monasterio de Kladruby es uno de los destinos preferidos de los turistas nacionales y es visitado anualmente por más de 20 mil personas.

 
 
Autor: Český rozhlas Radio Praha
 
Añadido: 08.11.2014
 
 
 

Artículos relacionados

 
Turismo
 
 

A los jubilados también les gusta...

Atrás están los tiempos cuando los jubilados checos solían pasar las vacaciones en su casa de campo o en...

 
 
Turismo
 
 

En Praga también se puede esquiar

Practicar el esquí de fondo es posible en las montañas y zonas rurales. Sin embargo en Praga existe una...

 
 
Turismo
 
 

Jeseníky, un lugar ideal para toda la...

Aquí no encontraremos cumbres afiladas como en los Alpes, pero la belleza de Jeseníky es impresionante...

 
 
Turismo
 
 

En trineos también se puede competir

En esta edición del ciclo invernal de Radio Praga hablaremos del centro de esquí Smržovka, donde se...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…