HOMEPAGE

Turismo

 

La pista de esquí checa más larga está en las Montañas de los Gigantes

 
photo:  (SkiResort Černá Hora - Pec, foto: Zdeňka Kuchyňová)
 

En las Montañas de los Gigantes, situadas en la frontera checo-polaca, se encuentra el pico checo más alto, Sněžka, que se alza a 1.603 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, en nuestro Radioviaje a dicha cordillera nos dirigiremos esta vez a Černá Hora – Pec, donde se encuentra el mayor centro de esquí con las pistas más largas a nivel nacional.

 

Krkonoše, o sea las Montañas de los Gigantes, ofrecen un amplio abanico de pistas de descenso, desde las más fáciles, señaladas con el color azul, hasta las negras, para los esquiadores más experimentados.

En el centro de esquí Černá Hora – Pec encontrarán las pistas más largas del país, que miden hasta tres kilómetros.

“Ofrecemos un recinto con un total de 37 kilómetros de pistas, por el que se pueden mover comprando un solo abono. El 75% de estas pistas cuenta también con nieve artificial. En Černá Hora está situada la pista más larga de la República Checa, que mide más de tres kilómetros, y además la pista más larga para el esquí nocturno, Protěž, que mide 1,6 km. Los visitantes pueden disfrutar también de unos 90 kilómetros de pistas de esquí de fondo”, indicó la portavoz del SkiResort local, Zina Plchová.

Tanto esquís como monoski, parapente y ala delta

En Černá Hora encontrarán condiciones perfectas tanto para esquiar, como para otros deportes, como el parapente y el ala delta. Los minusválidos pueden contratar a instructores para practicar el monoski.

Para mejorar el acceso a las pistas está prevista la modernización de uno de los principales teleféricos locales.

“El próximo año queremos poner en marcha una telesilla con calefacción de seis plazas, que va a ser más rápida alcanzando una velocidad de hasta seis metros por segundo, mientras que la telesilla actual se mueve a una velocidad de 4,5 metros por segundo. Las obras comenzarán en primavera y en otoño quisiéramos ponerla en marcha”, señaló la portavoz.

Funline, pista con curvas inclinadas y túnel

El recinto de Černá Hora – Pec incluye un total de cinco centros de esquí.

En Pec pod Sněžkou se encuentra la pista más nueva que encontrarán en el mapa bajo el nombre de ‘Funline’. Como insinúa su título, se trata de una pista divertida, según explica nuestra guía Zina Plchová.

“Funline es una pista con curvas inclinadas y un túnel de ocho metros de longitud, que es el más largo en las pistas checas. Además, tenemos ahí un recorrido, en el que los esquiadores pueden medir su velocidad alcanzada en descenso y eslalon gigante”.

Una ruta combinada de esquí y pisapistas

Otro de los alicientes del recinto es la ruta combinada de telecabina, esquí y máquinas pisapistas, que une los centros de Černá Hora y Pec pod Sněžkou.

“Los interesados primero suben en telecabina. Después trasbordan a una pisapistas que los lleva al quiosco situado al lado de la telesilla vieja. Allí se ponen los esquís y descienden unos dos kilómetros. Allí los espera otra pisapistas que los lleva cuesta arriba a Pec pod Sněžkou. Es decir que en unos 20 minutos superarán una distancia que en automóvil recorrerían tras una media hora. Pero por supuesto, esquiar en plena naturaleza es más divertido que tener que pasar el camino en coche en la carretera”, dijo Zina Plchová.

Asciendan al pico más alto o bajen por los toboganes gigantescos

El que no tenga ganas de esquiar, puede relajarse de otra forma: por ejemplo, en la ciudad de Jánské Lázně puede bañarse en una piscina llena de agua mineral.

En verano es posible aprovechar los senderos turísticos y ciclísticos y llegar hasta el pico checo más alto de Sněžka, al manantial del río Elba o a una turbera.

En Pec pod Sněžkou hay una pista de bobsleigh, toboganes gigantescos, trampolines y canopy.

En verano siguen en funcionamiento tres telecabinas y los respectivos centros están entrelazados por autocares, lo que amplía las posibilidades de salir de excursión.

“El autobús va de Pec pod Sněžkou, pasa por Velká Úpa hasta Jánské Lázně y de vuelta. Esta ruta la recorre diariamente varias veces. Uno puede llegar en una telecabina o telesilla a cualquier lugar y utilizar este bus para regresar al lugar donde dejó aparcado su automóvil. Así no tiene que solucionar el problema de siempre de cómo regreso al lugar donde dejé mi coche. Además, como no tienen que ir en coche, pueden tomar una merecida cerveza allá arriba en la cresta”, según indicó nuestra guía Zina Plchová.

En las Montañas de los Gigantes se inspiraron en el extranjero y ofrecen también una tarjeta de descuento con la que puede visitar el cercano zoológico, montar bicicletas de montaña o monopatines, jugar al minigolf o bañarse en las piscinas termales.

 
 
Autor: Český rozhlas Radio Praha
 
Añadido: 28.03.2015
 
 
 

Artículos relacionados

 
Turismo
 
 

Checoslovacos, devoradores de paté en...

Latas con patés, conservas con carne y salamis secos formaban parte obligatoria de la maleta de cada...

 
 
Turismo
 
 

Dachova, un balneario lleno de...

El balneario Dachova es uno de los más pintorescos de Chequia. Su estilo arquitectónico de la Primera...

 
 
Turismo
 
 

En el balneario de Mšeno se ha...

En una reserva natural al norte de Praga se encuentra el balneario de Mšeno, cuyo ambiente de la Primera...

 
 
Turismo
 
 

El puente de un arco más grande de...

La construcción del puente “Žďákovský most” es única. En el tiempo de su surgimiento fue el puente de...

 
Favoritos

Historia de las Artes Plásticas

¿Qué aconteció en el arte plástico en los comienzos de la historia checa…

Condiciones climáticas

La República Checa es un estado de Europa contiental que se encuentra situado…

Los descubrimientos más importantes de la actualidad

En las últimas décadas, la ciencia checa ha contribuido con muchos…

Lengua checa

El checo es un idioma que pertenece al grupo de las lenguas eslavas…